BIOGRAFÍA

Nació en Guadalajara, Jalisco, México, 11 de diciembre de 1948

Un artista autodidacta, Colunga crea imágenes que recuerdan las tradiciones de arte popular en México.
Alejandro Colunga es un artista visual que trabaja en la tradición latinoamericana del surrealismo y la fantasía. Él es parte del movimiento denominado Nueva Mexicanidad. Cuando era joven, estudió arquitectura y más tarde se unió a un circo antes de dedicarse a la pintura.

Colunga cita a Rufino Tamayo como uno de los artistas que lo han influenciado. La admiración por el arte popular mexicano es evidente en su obra, al igual que su familiaridad con el arte de India y de otras culturas. Colunga ha estudiado en talleres de renombrados artesanos en México y, a menudo utiliza técnicas tradicionales de la cerámica y la escultura de madera.

Gran parte de la imaginería de Colunga se basa en historias populares que escuchaba cuando era niño. Personajes como La Llorona y Chamuco aparecen en su obra. Él utiliza la exageración de la anatomía humana (como llenar el lienzo con una sola figura de cabeza pequeña), junto con el color exuberante para crear un sentido de “embrujo”.

Estudió arquitectura, música y turismo de 1968 a 1972.
Ha participado en numerosas exposiciones, individual y colectivamente desde 1968, en Estados Unidos, México, Europa y América del Sur.Algunas de sus obras de arte forman parte de importantes colecciones privadas, así como colecciones de museos.

Trabaja en proyectos escultóricos ambiciosos que integran tanques de agua, hierro, cristal y peces vivos.
Su base de operaciones es de Guadalajara, donde desarrolla la mayor parte de sus proyectos. A pesar de que tiene sus propios talleres, también trabaja en diferentes tiendas de todo el mundo.
En 1988 recibió el premio “Minervra a las Artes”.

En 1994 recibió el premio “Jalisco a las Artes” y el premio “Arquitectura” gracias a su escultura “La Sala de los Magos”, que está situada enfrente del Hospicio Cabañas, en la categoría de espacios abiertos.