BIOGRAFÍA

México, 1940

Enrique Sánchez es mejor conocido por dominar la técnica del paisaje clásico y moderno, y por captar la luz del Valle de México de forma única.

Heredó de su padre, el artista plástico Vicente Sánchez Muñoz, el gusto por la pintura por lo que su infancia transcurrió en un taller lleno de lienzos, pinceles y colores. Estudió en la Escuela de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) en la ciudad de México. En los años 60, fue maestro de artes plásticas y continuó experimentando con diversas técnicas. Su obra ha recorrido múltiples escenarios, entre los que se encuentran la Universiteit van Amsterdam en Holanda; Universite Libre de Bruxelles, en Bélgica; la Pan-American Society of New England en Boston, Massachusetts, la Coach Mortgage Company en Houston, Texas, entre otros.

En los años 70, viajó por Europa y al regresar a su país, eligió pintar el Valle de México como uno de los temas principales de sus obras. Estudió el paisaje con una firme disciplina. Con un estricto realismo e inigualable factura capta la viva ciudad, montañas y volcanes de México y del mundo. Paisajes contemporáneos con árboles serenos, cielos azul tornasol, nubes orgullosas, con una energía positiva, llenos de calidez y de fortuna son también uno de sus temas favoritos con cielos profundos en donde las nubes sombreadas parecen deslizarse con el viento.

Actualmente continúa su producción plástica y sus obras son acervo de importantes colecciones privadas y han formado parte de subastas de arte latinoamericano en variadas ocasiones.

Su estudio se encuentra ubicado en la ciudad de México.