El arte nos ofrece muchos beneficios y frecuentemente pensamos en él cómo un elemento decorativo o incluso como un activo para almacenar valor (igual que el oro o las acciones de empresas) pero muchas veces ignoramos el trabajo terapéutico que el arte nos puede brindar. El arte en todos sus formatos puede servir como un medio para expresar y liberar emociones, para ayudarnos a re-conectar con nosotros mismos y para expresar lo que muchas veces no podemos ni articular en pensamientos hacia nosotros mismos.

En CASA GAMA creemos que todos somos artistas. ¿Por qué es qué si le damos a un niño un papel y unos lápices de colores, no pasan ni 5 minutos y ya han generado todo tipo de composiciones? Algo pasa en el camino, que vamos perdiendo ese artista innato que todos llevamos dentro. ¿Por qué?

Recientemente encontré un taller de cerámica en Coyoacán (https://ceramicadiazdecossio.com.mx) y decidí apuntarme a un curso de cerámica para principiantes. Yo había hecho cerámica en el colegio y me apetecía volver a conectar con esa práctica que recuerdo era como una especia de meditación que me dejaba increíblemente relajado y lleno de satisfacción. Aquí les comparto mi última creación en el taller de cerámica.

En CASA GAMA queremos invitar a todos nuestros lectores a que se animen y exploren, aunque sea 10 minutos al día, con algún tipo de arte plástica. Bien puede ser pintar al óleo en un lienzo, una acuarela en papel, o buscar un taller de cerámica o carpintería cerca de casa. Incluso un papel y unas crayolas pueden bastar para volver a conectar con ese artista que sabes que llevas dentro. Comparte con nosotros tus expresiones artísticas y las publicaremos en nuestras redes sociales.

¡Escríbenos, cuéntanos que sentiste y manda fotos!